jueves, 23 de octubre de 2014

El sol no deja de brillar

¿Te has puesto a pensar que pasaría si el sol dejara de brillar?, para empezar no habría luz, sería todo una eterna oscuridad, no existiría la diferencia entre el calor y el frío, las plantas y los animales no tendrían energía, no llevaríamos un control del paso del tiempo, para terminar pronto, no habría vida.

A veces podemos comparar nuestra vida con un día sin sol, puede ser hoy un día nublado y frio para algunos, puede ser lluvioso, puede ser que no lo vemos brillar como quisiéramos, los problemas en forma de nube lo ocultan, y no se diga la tristeza dejando caer una fuerte lluvia, y la falta de amor como la falta de calor, ¿triste verdad?, por algunos momentos creemos que no lo volveremos a ver, o nos preguntamos hasta cuando brillará de nuevo en nuestro día, déjame decirte algo a pesar de todo lo que lo puede ocultar, el sol sigue brillando, solo falta un poco más para que salga, solo un poco, tal vez algo de viento que aleje las nubes, o tal vez en tu día está a punto de amanecer, espera que salga el sol, tal vez en su ausencia hay algo que aprender, desde valorar su importancia, disfrutar lo que se pueda de la noche y dejar que tu campo se limpie con la lluvia, teniendo la seguridad que el sol volverá a salir a dar su luz y calor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada